Blog Medicina

Asma

El asma corresponde a una enfermedad crónica inflamatoria de las vías respiratorias por una hiperestimulación del sistema inmune frente a alérgenos e irritantes. Es producida principalmente por factores genéticos y ambientales, afectando tanto a niños como adultos de ambos sexos.

Sus síntomas son: Tos seca de predominio nocturno, que también puede desencadenarse por ejercicio o risa, asociado a antecedentes de alergia a la piel frente a animales, peluches, plantas, perfumes, aerosoles u otros. Muchas veces el paciente o las personas de su al rededor pueden escuchar “silbidos” al respirar.

¿Cómo se diagnostica?

A través de un examen llamado espirometría basal + pos broncodilatador. Este examen mide los volúmenes de aire que se respiran de manera espontánea y tras la administración de un medicamento que relaja las vías respiratorias. Cuando este examen no es concluyente se pueden solicitar otros para detectar presencia de hipersensibilidad en el paciente.

¿A qué medico debo acudir?

En primera instancia, el médico general está entrenado para diagnosticar y tratar el asma. En caso de que esta sea resistente a las terapias de primera línea o se asocie a situaciones de mayor complejidad, el médico general lo derivará a atención secundaria (Broncopulmonar o Neumólogo) para un manejo más específico.

¿Cómo se trata el asma?

El pilar del tratamiento son los corticoides inhalatorios asociados a broncodilatadores de la misma clase (puff), los cuales deben aplicarse con aerocámaras (estructuras que aseguran el paso del medicamento a las vías respiratorias). Además de esto, el paciente debe llevar una vida saludable con alimentación balanceada y ejercicio físico regular, evitando los elementos desencadenantes de alergia y alejándose del tabaco u otras sustancias que puedan afectar la vía respiratoria.

Dr. Tomas de la Barra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *